Menu

El Centro

Inicio > El centro > Áreas de investigación

Áreas de investigación

ESTUDIO EN COLABORACIÓN CON EL INSTITUTO PALACIOS. Título: Estudio de extensión abierto y de un solo brazo para evaluar la seguridad a largo plazo y la eficacia continuada de Denosumab (AMG 162) en el tratamiento de la osteoporosis posmenopáusica

OBJETIVO DEL ESTUDIO
El objetivo principal del estudio es describir la seguridad y tolerabilidad de un máximo de 10 o 7 años de administración de denosumab, medidas por el seguimiento de los acontecimientos adversos, la inmunogenicidad y los parámetros analíticos de seguridad en sujetos que previamente recibían denosumab o placebo, respectivamente.

ANTECEDENTES Y JUSTIFICACIÓN DEL ESTUDIO

Osteoporosis
La osteoporosis es una enfermedad que se caracteriza por una masa ósea reducida y por el deterioro de la microarquitectura del tejido óseo que provoca una mayor fragilidad ósea y un consecuente aumento del riesgo de fracturas (Grupo de estudio de la Organización Mundial de la Salud, 1994). La osteoporosis en mujeres posmenopáusicas es un grave problema de salud pública en todo el mundo. Aproximadamente 75 millones de personas sufren osteoporosis o presentan un riesgo significativo de sufrirla en Norteamérica, Europa y Japón (Eastell 1998). Sólo en los Estados Unidos, unos 10 millones de mujeres mayores de 50 años sufren osteoporosis, mientras que otros 34 millones presentan riesgo de padecerla. Un cálculo aproximado de 1,5 millones sufren una fractura relacionada con la osteoporosis cada año (US Surgeon General report 2004), de entre las cuales 300.000 son fracturas de cadera, 700.000 son fracturas vertebrales y aproximadamente 250.000 son fracturas de muñeca.

La baja densidad mineral ósea es un factor pronóstico importante del riesgo de sufrir una fractura (Lips et al 1997; US Surgeon General's Report 2004). Los estudios epidemiológicos prospectivos han demostrado un riesgo de aproximadamente 1,5 veces para todas las fracturas en cada descenso de la desviación estándar en la densidad mineral ósea de la columna lumbar, de la cadera o del antebrazo (Black et al, 1992). En los estudios también se ha notificado un aumento del riesgo de fracturas ulteriores en mujeres que presentan fracturas prevalentes (Black et al, 1999). La morbilidad y la mortalidad asociada a las fracturas osteoporóticas es devastadora en términos de discapacidad para un individuo y de coste para la economía mundial (Cree 2003; Kanis 2003).

Una amplia proporción de mujeres siguen sin ser diagnosticadas y tratadas, incluso con la disponibilidad de tratamientos como bisfosfonatos (p. ej., alendronato, risedronato, ibandronato), moduladores selectivos del receptor estrogénico (raloxifeno), estrógenos, teriparatida, calcitonina, análogos de la vitamina D y calcio. Además, en un elevado número de pacientes diagnosticados, el bajo grado de cumplimiento terapéutico con los tratamientos disponibles y actualmente prescritos resulta un problema. Son necesarios nuevos tratamientos que traten estos problemas. Denosumab es un anticuerpo monoclonal que está actualmente en investigación para la prevención y el tratamiento de la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas.

Antecedentes de denosumab (AMG 162)
Denosumab (AMG 162) es un anticuerpo monoclonal totalmente humano (de la clase IgG2) con un alto grado de especificidad y afinidad (Kd 3 x 10-12 M) con el ligando del receptor activador del factor nuclear ?B (RANK). Al igual que la osteoprotegerina natural (OPG), el denosumab se une al ligando del RANK y evita que se una con su receptor afín, el RANK, evitando así su diferenciación final y la posterior activación de los osteoclastos.